Datos personales

Mi foto
Madrid, Madrid, Spain
Soy María Auxiliadora Gómez. venezolana, de profesión Dra en educación, estoy jubilada. Soy católica, creo en Dios Padre todopoderoso y en la Virgen María.Tengo tres hijas que para mi son mis más hermosas poesías: María Vanessa, María Patricia y María del Carmen. Amo la cultura el folklore, los refranes, el teatro, las danzas, la música, la pintura, la poesía, es decir el arte en todas sus facetas. Así mismo me gusta escribir cuentos, temas alusivos a la cultura, guíones de teatros, monólogos poesías; al decir poesías hago una pausa porque para mí la poesía es parte de mi vida, pues desde muy pequeña mi papá que hace tiempo está en el cielo me condujo a es mundo mágico y me enseñó a conocer, a convivir, a declamar y sobre todo a amar la poesía. Para muestra, soy autora de un libro de poemas titulado SUBLIME LENGUAJE DEL ALMA. En ese mismo sentido, en mi pueblo San Fernando de Apure escribía en una columna del Semanario NOTILLANOS que llevaba por nombre HORIZONTE CULTURAL. En honor a esa columna fue que hice este Blog en el año 2013 con el mismo nombre.

viernes, 14 de septiembre de 2018

Por qué cantamos



Si cada hora viene con su muerte
si el tiempo es una cueva de ladrones
los aires ya no son los buenos aires
la vida es nada más que un blanco móvil
usted preguntará por qué cantamos



si nuestros bravos quedan sin abrazo
la patria se nos muere de tristeza
y el corazón del hombre se hace añicos
antes aún que explote la vergüenza
usted preguntará por qué cantamos



si estamos lejos como un horizonte
si allá quedaron árboles y cielo
si cada noche es siempre alguna ausencia
y cada despertar un desencuentro
usted preguntará por que cantamos



cantamos por qué el río está sonando
y cuando suena el río / suena el río
cantamos porque el cruel no tiene nombre
y en cambio tiene nombre su destino
cantamos por el niño y porque todo
y porque algún futuro y porque el pueblo
cantamos porque los sobrevivientes
y nuestros muertos quieren que cantemos



cantamos porque el grito no es bastante
y no es bastante el llanto ni la bronca
cantamos porque creemos en la gente
y porque venceremos la derrota



cantamos porque el sol nos reconoce
y porque el campo huele a primavera
y porque en este tallo en aquel fruto
cada pregunta tiene su respuesta



cantamos porque llueve sobre el surco
y somos militantes de la vida
y porque no podemos ni queremos
dejar que la canción se haga ceniza.


Autor: Mario Benedetti.


Twitter: @mariaauxig 

jueves, 13 de septiembre de 2018

Balada del loco amor.

                                         
                                            I

No, nada llega tarde, porque todas las cosas
tienen su tiempo justo, como el trigo y las rosas;
sólo que, a diferencia de la espiga y la flor,
cualquier tiempo es el tiempo de que llegue el amor.

No, amor no llegas tarde. Tu corazón y el mío
saben secretamente que no hay amor tardío.
Amor, a cualquier hora, cuando toca a una puerta,
la toca desde adentro, porque ya estaba abierta.
Y hay un amor valiente y hay un amor cobarde,
pero, de cualquier modo, ninguno llega tarde.

                                      II                                 

Amor, el niño loco de la loca sonrisa,
viene con pasos lentos igual que viene aprisa;
pero nadie está a salvo, nadie, si el niño loco
lanza al azar su flecha, por divertirse un poco.
Así ocurre que un niño travieso se divierte,
y un hombre, un hombre triste, queda herido de muerte.
Y más, cuando la flecha se le encona en la herida,
porque lleva el veneno de una ilusión prohibida.
Y el hombre arde en su llama de pasión, y arde, y arde,
y ni siquiera entonces el amor llega tarde.

                                     III

No, yo no diré nunca qué noche de verano
me estremeció la fiebre de tu mano en mi mano.
No diré que esa noche que sólo a ti te digo
se me encendió en la sangre lo que soñé contigo.
No, no diré esas cosas, y, todavía menos,
la delicia culpable de contemplar tus senos.
Y no diré tampoco lo que vi en tu mirada,
que era como la llave de una puerta cerrada.
Nada más. No era el tiempo de la espiga y la flor,
y ni siquiera entonces llegó tarde el amor.


Autor: José Ángel Buesa.


Twitter: mariaauxig 

miércoles, 5 de septiembre de 2018

Hay un día felíz.

A recorrer me dediqué esta tarde
Las solitarias calles de mi aldea
Acompañado por el buen crepúsculo
Que es el único amigo que me queda.
Todo está como entonces, el otoño
Y su difusa lámpara de niebla,
Sólo que el tiempo lo ha invadido todo
Con su pálido manto de tristeza.
Nunca pensé, creédmelo, un instante
Volver a ver esta querida tierra,
Pero ahora que he vuelto no comprendo
Cómo pude alejarme de su puerta.
Nada ha cambiado, ni sus casas blancas
Ni sus viejos portones de madera.
Todo está en su lugar; las golondrinas
En la torre más alta de la iglesia;
El caracol en el jardín, y el musgo
En las húmedas manos de las piedras.
No se puede dudar, éste es el reino
Del cielo azul y de las hojas secas
En donde todo y cada cosa tiene
Su singular y plácida leyenda:
Hasta en la propia sombra reconozco
La mirada celeste de mi abuela.
Estos fueron los hechos memorables
Que presenció mi juventud primera,
El correo en la esquina de la plaza
Y la humedad en las murallas viejas.
¡Buena cosa, Dios mío! nunca sabe
Uno apreciar la dicha verdadera,
Cuando la imaginamos más lejana
Es justamente cuando está más cerca.
Ay de mí, ¡ay de mí!, algo me dice
Que la vida no es más que una quimera;
Una ilusión, un sueño sin orillas,
Una pequeña nube pasajera.
Vamos por partes, no sé bien qué digo,
La emoción se me sube a la cabeza.
Como ya era la hora del silencio
Cuando emprendí mí singular empresa,
Una tras otra, en oleaje mudo,
Al establo volvían las ovejas.
Las saludé personalmente a todas
Y cuando estuve frente a la arboleda
Que alimenta el oído del viajero
Con su inefable música secreta
Recordé el mar y enumeré las hojas
En homenaje a mis hermanas muertas.
Perfectamente bien. Seguí mi viaje
Como quien de la vida nada espera.
Pasé frente a la rueda del molino,
Me detuve delante de una tienda:
El olor del café siempre es el mismo,
Siempre la misma luna en mi cabeza;
Entre el río de entonces y el de ahora
No distingo ninguna diferencia.
Lo reconozco bien, éste es el árbol
Que mi padre plantó frente a la puerta
(Ilustre padre que en sus buenos tiempos
Fuera mejor que una ventana abierta).
Yo me atrevo a afirmar que su conducta
Era un trasunto fiel de la Edad Media
Cuando el perro dormía dulcemente
Bajo el ángulo recto de una estrella.
A estas alturas siento que me envuelve
El delicado olor de las violetas
Que mi amorosa madre cultivaba
Para curar la tos y la tristeza.
Cuánto tiempo ha pasado desde entonces
No podría decirlo con certeza;
Todo está igual, seguramente,
El vino y el ruiseñor encima de la mesa,
Mis hermanos menores a esta hora
Deben venir de vuelta de la escuela:
¡Sólo que el tiempo lo ha borrado todo
Como una blanca tempestad de arena!

Autor: Nicanor Parra Sandoval.

Twitter: @mariaauxig 

viernes, 31 de agosto de 2018

Mi visita a Aleatorio Bar.


El pasado ocho de agosto tuve la oportunidad de visitar en compañía de mis hijos Vane, Patri,  Carmen  y Pablo a  #Aleatoriobar  el cual se encuentra ubicado en la calle Ruiz 7 de Malasaña en Madrid, España y he querido compartir con los seguidores de este Blogs la experiencia vivida en ese mágico lugar. Aleatorio Bar está conformado por un espacio pequeño, tiene una capacidad aproximada para setenta personas, pero cabe resaltar que es un sitio muy ameno y particular, donde se entrelazan la pasión,  la cultura, las letras,  la métrica, el verso y la rima para hablar al unísono  de la protagonista de la noche como lo es la  Poesía... Esa poesía sencilla pero profunda que nace desde lo más recóndito  del alma de cada persona, de cada poeta,  o simplemente de cualquier bohemio o aficionado que  llega hasta el mágico recinto para compartir a través de recitales, sus propias creaciones, sus expresiones artísticas plasmadadas en un papel o incrustadas en el recuerdo y así mismo el producto de reconocidos autores como Buesa, Neruda, Blanco, Cervantes entre otros.

Es importante resaltar que Aleatorio Bar, como su nombre lo indica es un bar de copas, pero además  es un centro cultural nocturno, inundado de inspiración y de una musa especial que invita de manera afectiva a comentar, a respirar a compartir con la poesía desde un escenario acogedor donde se confunde el artista o el declamador con los espectadores, hermanados todos por una sensación de cercanía,  sinceridad, amor, calor humano y amistad que dibuja de manera transparente el espíritu  del lugar. En mi caso específico, el tiempo que pasé en Aleatorio me sentí emocionada, al ver y escuchar la participación de quienes leían o declamaban poesias con tanto amor y vehemencia que me fui contagiando y contaminando de ese don que tiene la poesia de persuadir el alma, lo cual me motivó a participar y lo hice dos veces, la primera declamando "Palabreo de la recluta" que pertenece al inmortal poeta venezolano Andrés Eloy Blanco" a quien admiro desde muy pequeña cuando de mano de mi padre  aprendí a conocerlo, a convivir y a amar su Poesia, en la segunda oportunidad declamé un poema que escribí a mi querido estado Apure, uno de los estados que conforma la geografia de Venezuela: "Apure tierra legendaria"  el cual forma parte del libro que humildemente me pertenece: SUBLIME LENGUAJE DEL ALMA.

Desde HORIZONTE CULTURAL  se les invita a visitar Aleatorio Bar  
todos los miércoles donde hay un micrófono abierto para los que quieran leer declamar o escuchar poesía de manera espontánea y así disfrutar de la magia que envuelve este género y las diferentes culturas de propios y extraños que lo frecuentan;  de igual manera enviar un fraternal saludo a las personas que se desempeñan con mucho cariño y amabilidad alternando efusivamente con los visitantes como son Alan Rashed,  Jorge Frontela ,Pilar Jarillo, Marcus Versus, Carlos Salen, Escandar Algeet, Noe y Andrés, deseandoles el mayor de los éxitos a todos y como es propicia la ocasión, regarles unos hermosos y emotivos  versos del poeta español Gustavo Adolfo Bécquer:  


"No digáis que, agotado su tesoro,
de asuntos falta, enmudeció la lira;
podrá no haber poetas; pero siempre 
habrá poesía."


viernes, 17 de agosto de 2018

Cayito Aponte al cielo se marchó.



El humor se tornó triste,
sus lágrimas derramó
porque la risa y el canto
se fueron con la audición...
Y es que Cayito Aponte
hoy al cielo se marchó
atendiendo al llamado
que le hiciera Papá Dios.

Ahora tendrás que cumplir
bonita y peculiar misión
hacer reír a los ángeles
a los santos y a Dios
con tu chispa humorística
que no tiene comparación,
porque aquí en la  tierra
siempre fuiste el mejor.

Venezuela tiene luto
tristeza en su corazón
porque al marcharse Cayito
tambien se fue la audición.
Se tambalea la risa...
Se tambalea el humor...
Pero tu recuerdo queda
en tu canto de tenor.

Descansa en paz
Cayito Aponte,
en el jardín celestial
donde brillará una luz
por toda la eternidad
y también escucharás
inagotables aplausos
por toda la inmensidad.

Autor: María Auxiliadora Gómez.

Twitter: @mariaauxig


miércoles, 15 de agosto de 2018

La Asunción de la Virgen María.



La Virgen espera tendida en su lecho
Con gran Amor la reciba su Hijo
Los apóstoles no pueden ocultar su desolación.
Y a los pies de la cama imploran su bendición.
La Madre los calma y les dice con gran emoción.
Amados hijos, ¿crees que os voy a olvidar?
¿Os ha olvidado vuestro Señor… y mío?
¿No estaré más cerca, para vuestra intercesión?
Intercederé por todos, con todo el amor de mi Corazón.
proclamar que mi hijo, es El Rey y Señor, y no hay otro.
Con detalle os lo enseñó, con su Vida, con su
Muerte en Cruz, y su Sangre.
Haced lo que Él os diga, escucharlo, y obedecer.
Evangelizar todos los pueblos, para salvar a mis hijos.
El Espíritu Santo os guíe, como lo hizo con migo.
Me anonade del Portento, y la Grandeza.
De la sublime, transcendencia. Qué el Padre, nos envió
Quedando mi Alma con una gracia singular…
No habiendo otra igual, en toda la humanidad.
Al Ensalzarme, a tanta Gracia y Dignidad.
Bendito sea, mi Padre y my Señor, alabado por toda la Eternidad.
Subo entre Querubines, a la Casa de Dios, mi Hijo sale al encuentro…
Con toda su Majestad, al encuentro, de su Madre, y la Esclava del Señor.
La Bienaventurada… ¡Inmaculada Concepción!.

Autor: Mercedes Ramos.

Twitter: @mariaauxig 




lunes, 6 de agosto de 2018

Al poeta Andrés Eloy Blanco.


Al poeta Andrés Eloy Blanco
hoy vengo a dedicar
este humilde poema
dando vida a un ideal
y así evocar la grandeza
de su poesía inmortal.

Tu cuna fue Venezuela
patria grande y sin igual
y entre cantos y elegías
la llevaste a otro luegar
como lo hiciera Bolivar
en versos de libertad.

El celaje de tu lapíz
su huella supo plasmar
"Palabreo de la recluta"
ya se escucha recitar
y "La loca Luz Caraballo"
con sabor de identidad.

En tus sueños de poeta
se hace la fe germinar
cuando al compás  de un milagro
el verso volvió a rezar
Y así el santo limonero
la peste pudo sanar.

Todos tus versos encajan,
su medida va a la par,
por eso te admiro tanto
y en ellos quisiera anclar
para pregonar su encanto
entre las rimas del mar.

En páginas de mi tierra
escribiste con verdad,
la que te inspiró el poeta
que rimó la inmensidad;
El Dios Padre de profetas,
autor de amor y amistad.

En todas tus poesías
siempre se puede apreciar
mensajes tan oportunos
y así la magia alcanzar
para atarlos a los lazos
de Ámerica al declamar.

Allá en la ciudad de México
el verso se tornó gris,
en aquel trágico momento
que tu alma vio partir
hacia el cielo, país mágico
a escribir prosas sin fin.

Andrés Eloy, tú no has muerto...
Tus poemas estan aquí,
en el alma de los niños
que se inspiran al decir:

"Pintor nacido en mi tierra,
con el pincel extranjero;
pintor que sigues el rumbo
de tantos pintores viejos,
aunque la Virgen sea blanca,
pintame angelitos negros."


Autor: María Auxiliadora Gómez.


Twitter: @mariaauxig