Datos personales

Mi foto
Madrid, Madrid, Spain
Soy María Auxiliadora Gómez. venezolana, de profesión Dra en educación, estoy jubilada. Soy católica, creo en Dios Padre todopoderoso y en la Virgen María.Tengo tres hijas que para mi son mis más hermosas poesías: María Vanessa, María Patricia y María del Carmen. Amo la cultura el folklore, los refranes, el teatro, las danzas, la música, la pintura, la poesía, es decir el arte en todas sus facetas. Así mismo me gusta escribir cuentos, temas alusivos a la cultura, guíones de teatros, monólogos poesías; al decir poesías hago una pausa porque para mí la poesía es parte de mi vida, pues desde muy pequeña mi papá que hace tiempo está en el cielo me condujo a es mundo mágico y me enseñó a conocer, a convivir, a declamar y sobre todo a amar la poesía. Para muestra, soy autora de un libro de poemas titulado SUBLIME LENGUAJE DEL ALMA. En ese mismo sentido, en mi pueblo San Fernando de Apure escribía en una columna del Semanario NOTILLANOS que llevaba por nombre HORIZONTE CULTURAL. En honor a esa columna fue que hice este Blog en el año 2013 con el mismo nombre.

lunes, 1 de enero de 2018

Frases para reflexionar.








                 2018 Un puente que une la vida a la fe, a la esperanza, a las ilusiones, a los sueños, para construir asi un castillo; un todo llamado amor, claro cuando el amor se considera una emoción...Un sentimiento...Una decisión...Un compromiso donde siempre debe prevalecer la cotidianidad más allá del tiempo, de la distancia, del instante, de la percepción, de los logros que se alcanzan y que permiten amurallar la esencia del alma y entrelazar la vida, los afectos, las pasiones, la música y la Poesía.




















                    








lunes, 6 de noviembre de 2017

Que cuántos años tengo?



¡Qué importa eso!
¡Tengo la edad que quiero y siento!
La edad en que puedo gritar sin miedo lo que pienso.
Hacer lo que deseo, sin miedo al fracaso o lo desconocido...
Pues tengo la experiencia de los años vividos
y la fuerza de la convicción de mis deseos.
¡Qué importa cuántos años tengo!
¡No quiero pensar en ello!
Pues unos dicen que ya soy viejo
otros "que estoy en el apogeo".
Pero no es la edad que tengo, ni lo que la gente dice,
sino lo que mi corazón siente y mi cerebro dicte.
Tengo los años necesarios para gritar lo que pienso,
para hacer lo que quiero, para reconocer yerros viejos,
rectificar caminos y atesorar éxitos.
Ahora no tienen por qué decir:
¡Estás muy joven, no lo lograrás!...
¡Estás muy viejo, ya no podrás!...
Tengo la edad en que las cosas se miran con más calma,
pero con el interés de seguir creciendo.
Tengo los años en que los sueños,
se empiezan a acariciar con los dedos,
las ilusiones se convierten en esperanza.
Tengo los años en que el amor,
a veces es una loca llamarada,
ansiosa de consumirse en el fuego de una pasión deseada.
y otras... es un remanso de paz, como el atardecer en la playa..
¿Qué cuántos años tengo?
No necesito marcarlos con un número,
pues mis anhelos alcanzados,
mis triunfos obtenidos,
las lágrimas que por el camino derramé al ver mis ilusiones truncadas...
¡Valen mucho más que eso!
¡Qué importa si cumplo cincuenta, sesenta o más!
Pues lo que importa: ¡es la edad que siento!
Tengo los años que necesito para vivir libre y sin miedos.
Para seguir sin temor por el sendero,
pues llevo conmigo la experiencia adquirida
y la fuerza de mis anhelos
¿Qué cuántos años tengo?
¡Eso!... ¿A quién le importa?
Tengo los años necesarios para perder ya el miedo
y hacer lo que quiero y siento!
Qué importa cuántos años tengo.
o cuántos espero, si con los años que tengo,
¡¡aprendí a querer lo necesario y a tomar, sólo lo bueno!!



Autor: José Saramago.



Twitter: @mariaauxig


lunes, 18 de septiembre de 2017

El viaje a Ítaca ha continuado.



Vane el viaje a Ítaca ha continuado
y no es más que el camino de la vida,
ese camino que transitas día a día
con tu morral de ilusiones y experiencias,
con tu mapa de sueños y de progreso
con la brújula de la fe y la sapiencia,
que hoy te conduce otra vez al suelo
de la gloriosa isla llamada Ítaca,
que te recibe llena de humildad y fantasía
y te susurra al oído con afán y ahínco:
Vane, sigue adelante... aún falta mucho...
Aquí no termina... apenas comienza
otro largo recorrido hacia Ítaca.

Recuerda siempre los versos de Cavafis:
"No le temas a los lestrigones, ni a los ciclopes,
ni al colérico poseídon."

Sigue siempre el camino mágico,
que lleva a Ítaca...
Sigue y busca detrás del horizonte...
Continúa ese viaje lleno de saber
que cosecha el fruto del triunfo:
Porque Ítaca siempre te guiará
con rumbo a un puerto nuevo,
y constantemente será el logro y el alcance
de los los proyectos y las metas.
Ítaca es aprender... como dice el poeta:
"Es aprender, si aprender de los sabios. "

Recuerda... Ten presente...
Ítaca es un símbolo que representa,
la constancia y el espiritu de lucha,
la aceptación total de la senda recorrida.
Es darle vida y alma al pensamiento
es darle luz y pasión a la sabiduría.
Ítaca está y estará cada día en tu mente,
y en tu corazón  los versos del poeta:

"A Ítaca debes el maravilloso viaje
 sin ella no habrías emprendido el camino."

"Ítaca no te habría engañado
porque con la sabiduría  que habrás adquirido
y con toda la experiencia que habrás acumulado
comprobarás entonces cual es el verdadero
significado de estas Ítacas."

Vane mi corazón de madre
henchido de emoción,
te regala estos versos de felicitación
y le pido con fervor a papá Dios
que te conduzca siempre los caminos
bajo su santa bendición,
y que la Virgen tapice con su manto
tus ideales... tus anhelos... tus sueños
tus alegrias... y el entusiasmo de seguir
el viaje a Ítaca, que es el viaje de la vida misma.

María Auxiliadora Gómez.

Twitter:  @mariaauxig 






sábado, 9 de septiembre de 2017

Cantares.


Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre el mar.

Nunca persequí la gloria,
ni dejar en la memoria
de los hombres mi canción;
yo amo los mundos sutiles,
ingrávidos y gentiles,
como pompas de jabón.

Me gusta verlos pintarse
de sol y grana, volar
bajo el cielo azul, temblar
súbitamente y quebrarse...

Nunca perseguí la gloria.

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.

Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino
sino estelas en la mar...

Hace algún tiempo en ese lugar
donde hoy los bosques se visten de espinos
se oyó la voz de un poeta gritar
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso...

Murió el poeta lejos del hogar.
Le cubre el polvo de un país vecino.
Al alejarse le vieron llorar.
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso...

Cuando el jilguero no puede cantar.
Cuando el poeta es un peregrino,
cuando de nada nos sirve rezar.
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso. 


Autor: Antonio Machado.


Twitter: @mariaauxig 

domingo, 27 de agosto de 2017

Frases para reflexionar.




...La felicidad debe buscarse en los detalles del corazón, cristalizados en los sentimientos que día a día señalan que existe una mejor  manera de pasar cada una de las etapas de la vida, rodeado de las personas que se aman y que a la vez conforman una conmoción muy importante del amor, sustentada en la risa... en la palabra... en el abrazo... en la fe... en los sueños... en los recuerdos...

María Auxiliadora Gómez.



Twitter: @mariaauxig 

jueves, 24 de agosto de 2017

Arte poética.




Mirar el río hecho de tiempo y agua 
y recordar que el tiempo es otro río, 
saber que nos perdemos como el río 
y que los rostros pasan como el agua. 

Sentir que la vigilia es otro sueño 
que sueña no soñar y que la muerte 
que teme nuestra carne es esa muerte 
de cada noche, que se llama sueño. 

Ver en el día o en el año un símbolo 
de los días del hombre y de sus años, 
convertir el ultraje de los años 
en una música, un rumor y un símbolo, 

ver en la muerte el sueño, en el ocaso 
un triste oro, tal es la poesía 
que es inmortal y pobre. La poesía 
vuelve como la aurora y el ocaso.

Autor: Jorge Luis Borges.


Twitter: @mariaauxig 

viernes, 18 de agosto de 2017

Queda prohibido.



Queda prohibido llorar sin aprender,
levantarte un día sin saber qué hacer,
tener miedo a tus recuerdos.
Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quieres,
abandonarlo todo por miedo,
no convertir en realidad tus sueños.
Queda prohibido no demostrar tu amor,
hacer que alguien pague tus dudas y mal humor.
Queda prohibido dejar a tus amigos,
no intentar comprender lo que vivieron juntos,
llamarles sólo cuando los necesitas.
Queda prohibido no ser tú ante la gente,
fingir ante las personas que no te importan,
hacerte el gracioso con tal de que te recuerden,
olvidar a toda la gente que te quiere.
Queda prohibido no hacer las cosas por ti mismo,
no creer en Dios y hacer tu destino,
tener miedo a la vida y a sus compromisos,
no vivir cada día como si fuera un último suspiro.
Queda prohibido echar a alguien de menos sin alegrarte,
olvidar sus ojos, su risa, todo
porque sus caminos han dejado de abrazarse,
olvidar su pasado y pagarlo con su presente.
Queda prohibido no intentar comprender a las personas,
pensar que sus vidas valen más que la tuya,
no saber que cada uno tiene su camino y su dicha.
Queda prohibido no crear tu historia,
dejar de dar las gracias a Dios por tu vida,
no comprender que lo que la vida te da,
también te lo quita.
Queda prohibido no buscar tu felicidad,
no vivir tu vida con una actitud positiva,
no pensar en que podemos ser mejores,
no sentir que sin ti este mundo no sería igual.

Autor: Pablo Neruda.



Twitter: @mariaauxig