Datos personales

Mi foto
Madrid, Madrid, Spain
Soy María Auxiliadora Gómez. venezolana, de profesión Dra en educación, estoy jubilada. Soy católica, creo en Dios Padre todopoderoso y en la Virgen María.Tengo tres hijas que para mi son mis más hermosas poesías: María Vanessa, María Patricia y María del Carmen. Amo la cultura el folklore, los refranes, el teatro, las danzas, la música, la pintura, la poesía, es decir el arte en todas sus facetas. Así mismo me gusta escribir cuentos, temas alusivos a la cultura, guíones de teatros, monólogos poesías; al decir poesías hago una pausa porque para mí la poesía es parte de mi vida, pues desde muy pequeña mi papá que hace tiempo está en el cielo me condujo a es mundo mágico y me enseñó a conocer, a convivir, a declamar y sobre todo a amar la poesía. Para muestra, soy autora de un libro de poemas titulado SUBLIME LENGUAJE DEL ALMA. En ese mismo sentido, en mi pueblo San Fernando de Apure escribía en una columna del Semanario NOTILLANOS que llevaba por nombre HORIZONTE CULTURAL. En honor a esa columna fue que hice este Blog en el año 2013 con el mismo nombre.

viernes, 5 de julio de 2013

Los Trabalenguas


Conocidos también en Venezuela como quiebralenguas o destrabalenguas, muchos de ellos fueron creados durante la época de la Colonia.  Según la Real Academia Española son palabras o locuciones difíciles de pronunciar, en especial cuando sirven de juego para hacer que alguien se equivoque.  Domínguez, señala que son expresiones ingeniosas que se complican por anexión de grupos de palabras de difícil articulación; ya sea por el gran número de sílabas que la conforman, por la repetición de fonemas que comienzan o terminan cada frase o por la concatenación de vocablos que originan intencionales cacofonías. Veliz Meza, acota que son términos que hacen referencia a expresiones ingeniosas que presentan “trabas” para pronunciarlas y que la gracia consiste en que la persona que las diga se equivoque o simplemente no pueda terminarlas.  Al respecto Molina, sostiene que el trabalengua es una palabra o conjunto de palabras difícil de pronunciar que se utiliza como pasatiempo; ejemplo “donde digo digo no digo digo, sino que digo Diego”.  La filosofía del trabalenguas  es muy sencilla, se trata de repetir muchas veces el mismo sonido o sonidos muy parecidos o difíciles de combinar; asimismo son útiles para adquirir rapidez y precisión en el habla y a la vez sirven de juego y entretenimiento para ver quien pronuncia mejor y más rápidamente. Contribuyen a vocalizar y mejorar la dicción; incentivan a la creatividad. Los trabalenguas se han hecho para destrabar  la lengua “sin trabas ni mengua alguna y si alguna traba tu lengua, con un trabalenguas podrás destrabar tu lengua”. Otros causan impacto, como el que dijo una madre a su hijo:” si porque te quiero mucho, quieres que te quiera más, te quiero más que a mi vida. ¿qué más quieres? ¿quieres más?. Te amo tanto que si el salvarte fuera la muerte y el perderte tener vida, prefiero la muerte y salvarte, a perderte y tener vida”.  También existen algunos comunes: “tres tristes tigres trigo trigado tragaban en un trigal”. “Cuando cuentas cuentos nunca cuentas cuantos cuentos cuentas” y fácil aprender un supertrabalenguas: “el cielo está esternocleideomastoideado, ¿quién lo desesternocleideomastoideará?, el desesternocleideomastoideador que lo desesternocleideomastoidée  buen desesternocleideomastoideador será”. Cabe destacar que estas recreaciones populares  han sido traspasadas de generación en generación de manera oral, pero con el paso del tiempo, han ido sufriendo variaciones.
Cuando te sientas desmotivado, recuerda:

porque puedo puedes
porque puedes puedo
porque si tú puedes
yo también puedo”.

Fuente: Columna Horizonte Cultural, Semanario NOTILLANOS- San Fernando estado Apure del 16 al 22 de Marzo 2007.

Twitter: @Mariaauxig

jueves, 4 de julio de 2013

Himno de la alegría



Escucha hermano la canción de la alegría
el canto alegre del que espera
un nuevo día.
Ven canta, sueña cantando,
vive soñando el nuevo sol
en que los hombres
volverán a ser hermanos...


Si en tu camino sólo existe la tristeza
y el llanto amargo
de la soledad completa.
Ven canta, sueña cantando
vive soñando el nuevo sol
en que los hombres
volverán a ser hermanos...


Si es que no encuentras la alegría
en esta tierra,
búscala hermano
más allá de las estrellas,
ven canta, sueña cantando,
vive soñando el nuevo sol,
en que los hombres
volverán a ser hermanos.


Miguel Ríos.

martes, 2 de julio de 2013

El Sebucán




Es un baile típico, uno de los más conocidos en el país, se acostumbra bailarlo en diferentes regiones, se le conoce como “baile de cintas” “el palo de cintas” y en Oriente y Guayana toma el nombre de “Sebucán” porque el tejido se asocia a la bolsa longitudinal que teje el indígena para usarla como exprimidor de yuca rayada o “catebía”, además se parece al trenzado que se realiza con cantos en un palo ceremonial. De acuerdo a compilaciones hecha por Ramón y Rivera esta danza es procedente de Europa y está arraigada en casi todos los países del Continente, es un baile cuya aplicación final se centra en el culto a un árbol, en el viejo contiene ese culto consistía en danzar alrededor de un árbol o de una rama grande adornada, especialmente se practicaba en las celebraciones y rituales de la primavera, y se conocía como “árbol de mayo” o “palo de mayo” es lo que se conoce en la actualidad como “palo de cintas” o “sebucán”. La parte musical se inicia con una introducción en la cual entran en escena los bailadores, se acompaña tradicionalmente con el cuatro, el bandolín, la melodía es de carácter criollo, en el baile del sebucán el eje central se consiste en el tejido y destejido de las cintas, esta danza no requiere indumentaria especial, según la región pueden ponerse el traje típico que se quiera tanto los varones como las hembras, algunos se visten como indios, otros con faldas estampadas de flores, las niñas y los varones pantalones color kaki y franela blanca o a raya.
                    El “palo de cintas” o sebucán puede hacerse en madera, bambú, o cualquier material liviano, es conveniente que mida 3 metros de longitud por 10 centímetros de diámetros como mínimo, se preparan doce cintas de telas de diferentes colores que cada uno mide 3,75 metros de largo por 4 centímetros de ancho aproximadamente, se clavan en la parte superior del palo con tachuelas, luego se sujetan con cabuya o guaral para aumentar la resistencia a los tirones, en la parte superior se puede colocar un ramo de flores u otro motivo para adornar. Es importante resaltar que esta danza ha permitido lograr en Venezuela una expresión nacional debido a que su música y texto son originales. A continuación la letra del sebucán tanto para tejerlo como para destejerlo.

Nosotros somos los indios                                     Aquí estamos las guarichas
Los indios de Pariagüán              Para                     tejiendo este sebucán
que venimos a tejer                    Tejer                    y si nos equivocamos
este lindo sebucán                                                     mal tejido quedará.
El que quiera aprender
a tejer el sebucán
fijándose en nosotros
enseguida aprenderá.

Para Destejer
El tejer el sebucán                                                     Este lindo sebucán
es de gran facilidad                                               se abre como un paraguas
pero para destejerlo                                                tiene cintas de colores
está la dificultad                                                   y en el medio la encarnada.

Y ya estamos destejiendo
este lindo sebucán
señoras y señoritas
complacidas quedarán.

 Fuente: Columna Horizonte Cultural, Semanario NOTILLANOS- San Fernando estado Apure del 17 al 23 de septiembre 2004.

Twitter: @Mariaauxig
 

lunes, 1 de julio de 2013

Mi Verso



Mi verso viene del llano
Y vuelve al llano mi verso;
De allá viene, hacia allá vá,
Por el rumbo del recuerdo.
Como me lo dio mu tierra
Asimismo lo devuelvo:
Rudo, orgulloso, sencillo,
Sin adornos forasteros.
Retorna con su pureza,
Íntegra de nacimiento…
El no conoce los moldes
Que han fabricado los técnicos,
No sabe lo que es gramática
Ni que cosa llaman metro:
Como el ventarrón ignora,
Lindero y camino ajenos.
Solo se ajusta al repique
Rítmico del bordoneo
Cuando en el arpa, brioso,
Retoza un “Seis por derecho”
Entre las ásperas manos
Del arpista sabanero,
Marcándole la medida
Del corrido a los copleros.
Mi verso y yo somos uno,
De mi sale y voy adentro:
En mente pecho lo cargo
Y cuando hacia afuera lo echo,
en él van apretaditos
Corazón y pensamiento.
Mi verso no es como un río
De agua clara y sucio lecho:
Es como el Arauca mío,
Bárbaro, cerril, violento,
Pero de barrancas firmes
Y con un fondo sin cieno.
No soy una cosa yo
Y otra distinta mi verso.
Mi verso es el canto mío
Y yo canto como siento,
Y cantando – y sin cantar-
Soy siempre llanero auténtico:
Tengo callos en las manos,
En las rodillas no tengo
Y a mí no me compra nadie
Porque a nadie me le vendo.
Por eso mi verso vale
Justamente lo que cuesto
Y por eso lo que valgo
A mi llano se lo debo.
 

Autor: Julio César Sánchez Olivo.