Datos personales

Mi foto
Madrid, Madrid, Spain
Soy María Auxiliadora Gómez. venezolana, de profesión Dra en educación, estoy jubilada. Soy católica, creo en Dios Padre todopoderoso y en la Virgen María.Tengo tres hijas que para mi son mis más hermosas poesías: María Vanessa, María Patricia y María del Carmen. Amo la cultura el folklore, los refranes, el teatro, las danzas, la música, la pintura, la poesía, es decir el arte en todas sus facetas. Así mismo me gusta escribir cuentos, temas alusivos a la cultura, guíones de teatros, monólogos poesías; al decir poesías hago una pausa porque para mí la poesía es parte de mi vida, pues desde muy pequeña mi papá que hace tiempo está en el cielo me condujo a es mundo mágico y me enseñó a conocer, a convivir, a declamar y sobre todo a amar la poesía. Para muestra, soy autora de un libro de poemas titulado SUBLIME LENGUAJE DEL ALMA. En ese mismo sentido, en mi pueblo San Fernando de Apure escribía en una columna del Semanario NOTILLANOS que llevaba por nombre HORIZONTE CULTURAL. En honor a esa columna fue que hice este Blog en el año 2013 con el mismo nombre.

viernes, 10 de marzo de 2017

Oracion del médico.





Señor Jesús, Médico divino, 
que en tu vida terrena 
tuviste predilección por los que sufren 
y encomendaste a tus discípulos 
el ministerio de la curación, 
haz que estemos siempre dispuestos 
a aliviar los sufrimientos de nuestros hermanos.

Haz que cada uno de nosotros, 
consciente de la gran misión que le ha sido confiada, 
se esfuerce por ser siempre instrumento 
de tu amor misericordioso en su servicio diario. 
Ilumina nuestra mente. 
Guía nuestra mano. 
Haz que nuestro corazón sea atento y compasivo. 
Haz que en cada paciente 
sepamos descubrir los rasgos de tu rostro divino.

Tú, que eres el camino, 
concédenos la gracia de imitarte cada día 
como médicos no sólo del cuerpo 
sino también de toda la persona, 
ayudando a los enfermos 
a recorrer con confianza su camino terreno 
hasta el momento del encuentro contigo.

Tú, que eres la verdad, 
danos sabiduría y ciencia, 
para penetrar en el misterio del hombre 
y de su destino trascendente, 
mientras nos acercamos a él 
para descubrir las causas del mal 
y para encontrar los remedios oportunos.

Tú, que eres la vida, 
concédenos anunciar y testimoniar en nuestra profesión 
el "evangelio de la vida", 
comprometiéndonos a defenderla siempre, 
desde la concepción hasta su término natural, 
y a respetar la dignidad de todo ser humano, 
especialmente de los más débiles y necesitados.

Señor, haznos buenos samaritanos, 
dispuestos a acoger, curar y consolar 
a todos aquellos con quienes nos encontramos 
en nuestro trabajo.

A ejemplo de los médicos santos que nos han precedido, 
ayúdanos a dar nuestra generosa aportación 
para renovar constantemente las instituciones sanitarias. 
Bendice nuestro estudio y nuestra profesión. 
Ilumina nuestra investigación y nuestra enseñanza.

Por último, concédenos que, 
habiéndote amado y servido constantemente 
en nuestros hermanos enfermos, 
al final de nuestra peregrinación terrena 
podamos contemplar tu rostro glorioso 
y experimentar el gozo del encuentro contigo, 
en tu reino de alegría y paz infinita.


Amén. 

Autor: Juan Pablo II.


Twitter: mariaauxig 

No hay comentarios:

Publicar un comentario